Por Enclave Natural

7 consejos que te ayudaran a superar el síndrome postvacacional




Se acaba el periodo de vacaciones y es hora de volver a la rutina para empezar un nuevo curso. Si has tenido unas vacaciones activas, es probable que no hayas descansado lo suficiente y vuelvas al trabajo igual de cansado. Por el contrario, si tus vacaciones han sido totalmente de relax, es muy seguro que te cueste volver a coger el ritmo habitual. Este hecho es el que hace que muchas personas sufran la conocida como depresión post vacacional.

La depresión post vacacional suele ser un estado pasajero de melancolía por el periodo que se ha perdido de diversión y falta de responsabilidades. Cuando volvemos a la rutina se nos hace todo difícil, y por ello es necesario que nos adaptemos poco a poco a las responsabilidades para acoplarnos sin padecer una situación de pena o angustia que puede llegar a aparecer en muchas personas en estas fechas.

Por ello es conveniente regresar dos o tres días antes de la incorporación a la rutina laboral para tener tiempo suficiente de descansar, organizar y planificarlo todo. Esto ayuda a ir habituándose. Además, es importante planificar una correcta alimentación para el día a día, algo en lo que el nutricionista puede ayudarte.

Para evitar esta situación, desde Enclave Natural queremos darte algunos consejos para afrontar de mejor manera el regreso a la rutina cotidiana.

MENU JUNIO 2015 HISPANIDAD.pdf

Cuidar la alimentación

Planifica tus menús semanales: aprovecha que la despensa, la nevera y el congelador están vacíos para empezar a organizar tus comidas de nuevo. Escribir los menús semanales en una tabla antes de ir a comprar es un muy buen ejercicio para no caer en improvisaciones poco saludables. Piensa platos que gusten a toda la familia y que se adapten al ritmo de vida que lleváis. Lo primero es tener claro los elementos que tiene que tener una comida principal para ser equilibrada: vegetales + hidratos de carbono complejos + proteínas.

Organiza la compra: el menú planificado te ayudará a hacer la compra. Haz la lista con los ingredientes y cantidades necesaria para realizar los platos de toda la semana. Intenta ponértelo fácil para que cocinar día a día no te quite más tiempo del que desees. Por ejemplo, deja en la nevera la carne y el pescado limpios que vayas a consumir en un máximo de 2 días y congela el resto en raciones individuales.

Recupera los horarios: Comer a cualquier hora sin tener en cuenta los horarios durante las vacaciones e irte a dormir horas más tarde de lo normal te habrá pasado factura. Lo recomendable es que hagas 5 comidas diarias, de preferencia cada 3 horas. De esta forma tu organismo volverá a acostumbrarse y su funcionamiento será el adecuado.

Y por supuesto, ¡bebe agua!, si es posible 2 litros al día. No solo te ayudará a limpiar tu cuerpo por dentro y a sentirte un poco más saciado sino que, además, hidratará tu piel a fondo, entre otros muchos beneficios.

Exercise on gym floor mats

Realizar actividades de Ejercicio Físico

Poco a poco es importante que empecemos a realizar actividades físicas que nos sirvan de válvula de escape y nos mantengan entretenidos. Una vez nos hayamos acostumbrado a los horarios del trabajo, lo que suele suceder en la primera semana, es recomendable que empecemos a ocupar nuestro tiempo libre con ejercicio físico que por un lado nos mantengan distraídos y por otro nos ayuden a disfrutar de una buena salud. A la hora de elegir el tipo de acción que vamos a hacer es necesario que tengamos en cuenta nuestros gustos para elegir la que más se adapte a ellos.

¿Lo mejor? Trata de practicar deporte al menos 3 veces por semana durante un mínimo de 30 minutos, tratando luego de aumentar hasta llegar a los 40 o 60 minutos.

Además de hacer deporte de forma específica, hay pequeños gestos que podemos hacer a diario e incrementarán nuestra actividad. Evita coger el coche en distancias cortas y ve andando, a lo largo de la semana sumarás varios kilómetros: todo cuenta, aunque sea andando. También podemos olvidarnos del ascensor un tiempo. Subir escaleras es un ejercicio muy completo, sobre todo para las piernas y el corazón. Lo que parece algo insignificante como subir tres pisos andando, es una actividad equiparable a hacer 3 series de ejercicios de piernas en el gimnasio.

Tener una dieta sana y variada no es complicado pero requiere planificación. Volver a la rutina alimentaria y deportiva es la mejor manera de volver a la rutina y de paso combatir los kilos del verano y restablecer un tránsito intestinal adecuado.

duerme

Recuperar los horarios de descanso

Otro de los factores fundamentales a la hora de readaptarnos al ritmo diario a la vuelta de vacaciones es volver a ajustar nuestros periodos de descanso. Durante las vacaciones es muy probable que hayamos retrasado la hora de inicio y fin del sueño, lo que nos va a obligar a volver a acostumbrar al cuerpo a los horarios habituales. Para facilitar esta adaptación es aconsejable seguir las siguientes pautas:

  • No te acuestes nada más cenar: Lo ideal es que haya un margen de tiempo suficiente como para haber acabado la digestión y así nuestro descanso será más reparador.
  • Las cenas tienen que ser ligeras, basadas en alimentos de fácil digestión con bajo contenido en grasas.
  • Cuidado con la cafeína. Su asociación con la prevalencia de insomnio está claramente establecida. Especial cuidado tienen que tener con su consumo aquellas personas que sean más propensas de padecer insomnio, puesto que en ellas sus efectos suelen ser más acusados.
  • Evita el alcohol. Produce alteraciones del sueño que se agravan cuando su consumo se incrementa. Se ha constatado un aumento en el número de movimientos oculares durante el sueño al aumentar el consumo de bebidas alcohólicas.

Grundschüler melden sich

Los niños también sufren

El primer día de escuela supone un gran cambio para los más pequeños de la casa. De estar tres meses de vacaciones a madrugar y realizar los deberes todos los días. Esta situación puede provocarles estrés y ansiedad. Por eso, debe existir compenetración entre padres y profesores para hacerles sentir cómodos en esta situación.

Hay que ir introduciendo a los peques en esos horarios a los que les teníamos acostumbrados. Lo mejor es tener una disciplina a la hora de levantarse, acostarse, hacer la tarea o dormir la siesta, unido a un periodo de tiempo libre y de ocio algo más reducido.

Además, hay que empezar a motivarles diciendo que la vuelta al colegio es algo positivo, ya que aprenderán cosas nuevas y volverán a ver a sus amigos. Hay psicólogos que recomiendan acompañar al niño el primer día para que se sienta seguro.

Si quieres que tu vuelta a la rutina sea lo más llevadera posible, no lo dudes y sigue nuestros consejos para conseguir que tu adaptación dure lo menos posible.

Logo

 

 

 

 

Tu centro de salud

  • 25 / 8 / 2015
  • 1
Enclave Natural
About me

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARTE...

Dejar un comentario

No se publicará tu dirección de correo-e. Los campos marcados con * son obligatorios